Tengo un primo súper especial

La entrada de hoy la ha escrito mi sobrina Elena. Hoy ha comenzado un taller dirigido a hermanos de niños con autismo que está impartiendo Autismo Sevilla. Sobran las palabras para describir a mi pequeña. Leyendo su entrevista os daréis cuenta de que si bonita es por fuera, más bonita es por dentro. ¡Te quiero chiquinina!

Hola, me llamo Elena, tengo 8 años y tengo un primo súper especial. Mi primo se llama Gonzalo, más conocido como Súper Gonzalo, tiene 3 años y tiene autismo.

Hoy he comenzado un curso que se llama Taller de hermanos y aunque sea su prima lo quiero como si fuese mi hermano ya que mi tita Vane es mi segunda madre. Durante el día de hoy he aprendido muchas cosas y también he recordado como comenzó todo.

¿Te acuerdas cuando te comunicaron que el primo tenía autismo?

Sí, lo recuerdo. Aun vivíamos en el piso pequeño. Escuché hablar a mamá con mi tita Vane por teléfono, y les escuché llorar. Cuando colgó, le pregunte qué pasaba y me dijo que el primo Gonzalo tenía autismo.

¿Qué sentiste cuando acabó la conversación?

Sentí tristeza por mi primo Gonzalo, porque eso significaba que tenía una discapacidad, tenía dificultad para hablar. Recuerdo los primeros días que lloraba en el colegio porque no llegaba a entender por qué le había tenido que tocar a él. Le preguntaba a mamá qué iba a significar para él tener autismo, qué comportamientos tendría y lo más importante como podíamos ayudarle para que no se sintiera solo.

¿Cuándo tuviste todas las respuestas a tus preguntas, como te sentiste?

Me sentí aliviada, feliz porque había descubierto que con ayuda nuestra él mejoraría.

¿Por qué pasaste de estar muy triste a estar muy feliz?

Porque no conocía nada sobre el autismo. Yo pensaba que era una enfermedad y que por ello mi primo iba a sufrir, pero me di cuenta que no era así. PORQUE EL AUTISMO NO ES UNA ENFERMEDAD. A mi primo no le dolía nada. ¡Estaba sano!

Ahora el primo tiene 3 años, y nos has contado que ha evolucionado muchísimo, pero ¿Qué comportamientos ves en el primo diferente a otros niños con tres años que no tienen autismo?

Noto que le cuesta mirar a los ojos cuando le hablo y que no utiliza las palabras para comunicarse.

¿Cómo te comunicas tú con el primo?

Mediante señas y pictogramas. Y aunque él me escucha muy bien seguimos trabajando para que me mire a los ojos.ç

Hemos hablado de su discapacidad, que va relacionada con el lenguaje. Pero sabemos que los niños con TEA tienen diferentes capacidades muy desarrolladas ¿Qué se le da mejor al primo?

¡Hacer puzzles!! Los hace súper rápido y sin dudar en ningún momento. Cuando el primo llega a Sevilla, hay puzzles por todos sitios. Es un experto, y sigo entrenándome porque siempre me gana.

¿Por qué has decidido venir a este curso?

Para poder jugar con mi primo, entenderlo mejor. Quiero conseguir técnicas para comunicarme con él.

Además del primo Gonzalo, nos has contado que conoces a M., tu compañero de clase, el cual comparten el mismo síndrome. ¿Qué significa para ti tener a un compañero de clase de tu edad con autismo?

Significa mucho para mí, porque me gusta ayudarle como ayudo a mi primo Gonzalo. Y porque a través de la profe de M. aprendo muchas técnicas como hago con mi tita Vane.

¿Qué haces para ayudarle a él en el colegio?

Jugar con él, ayudarle con las tareas de clase y protegerlo de los niños que quieren abusar de él.

¿Cómo te comunicas con él?

Hablándole claro, por ejemplo: M. pelota para poder decirle, M. vamos a jugar a la pelota.

¿Necesita protección tu compañero?

Sí, hay niños que no se ponen en su lugar y pueden hacerle daño. Estos niños no se ponen en su lugar. A esos niños no les gustaría pasar por lo que ellos pasan a veces.

¿Por qué crees tú que hay abuso escolar?

Porque los niños que lo hacen no conocen los motivos por lo que estos niños actúan de este modo.

¿Cómo crees tú que se acabaría el abuso escolar?

Informándoles que en esta vida todos somos diferentes y que la clave está en ayudarnos los unos a los otros.

¿Es bueno o malo ser diferentes?

Es muy bueno, porque somos nosotros mismos los que a través de la ayuda conseguimos eso que por sí solos nos costaría más trabajo. Si fuésemos todos iguales, no superaríamos solos nuestras discapacidades. Nos necesitamos unos a los otros.

Pues ya se acabaron las preguntas, esto ha sido la sesión de hoy. ¡Hasta el próximo martes!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar