Vacaciones de verano

Septiembre está a punto de acabar, las vacaciones casi olvidadas, las rutinas prácticamente establecidas,... ¡qué mejor momento para organizar los recuerdos de las vacaciones de verano!

Agosto ha sido un mes de piscina, playa y de disfrutar mucho con la familia. Gonzalo se adapta muy bien a los cambios de casa y de compañía, así que hemos hecho una pequeña ruta por Andalucía:

Madrid → Sevilla → Málaga → Sevilla → Cádiz → Madrid.

Los primeros días supusieron un cambio muy importante para mi chiquitín: el día 1 de agosto fue el primer día sin pañal y como podéis imaginar fue toda una aventura (que contaré con más detalle en los próximos días por si a algunos papás le sirve de ayuda).

Además de decirle adiós al pañal, estas vacaciones Gonzalo:

  • ha aprendido a saltar y ha descubierto que es muy divertido saltar de la mano de sus primos en la cama elástica. Ahora salta cuando está contento y salta cuando está enfadado, ¡qué gran descubrimiento!
  • ha descubierto que jugar con el agua de una manguera le encanta, mojar todo, refrescarse y beber agua del chorro. También ha podido comprobar que el suelo mojado resbala y que hay que andar con mucho cuidado. ¡no hay nada mejor que experimentar para aprender!
  • ha experimentado que es divertido ver el mundo a través de las gafas de sol de papá y ya no le molesta que papá se ponga las gafas para conducir.
  • ha podido comprobar que las manzanas del huerto del abuelo son las más sabrosas.
  • ha visto que es idéntico a su padre, al ver fotos en casa de la abuela y preguntar ¿dónde está Gonzalo?, señalaba las fotos de su papá.
  • ha descubierto columpios nuevos en el pueblo, en la playa. ¡Se confirma que le gustan todos!
  • ha disfrutado jugando con las olas en la orilla y corriendo al chiringuito en busca de croquetas cuando llegaba la hora de comer. ¡Eso es vida!

    

Muchos momentos que recordar y uno muy especial. Una tarde en la playa, Gonzalo estaba merendando sentado en una silla y su prima Carmen estaba de pie a su lado tomando un helado. Gonzalo miró a Carmen, se echó a un lado y le dejó sitio en la silla. Carmen nos miró y le dijimos: Gonzalo quiere que te sientes a su lado. Carmen se puso muy contenta, se sentó y merendaron juntos.

Un ¿simple? gesto: Gonzalo había observado a su prima, se había dado cuenta que no tenía silla y le había dejado sitio. En la Escuela de Verano los niños compartían asiento en el autobús, por lo que muy probablemente Gonzalo en ese momento estaba generalizando ese aprendizaje. Un gesto que significa mucho: descubrir una necesidad en otra persona, generalizar y compartir su espacio. 

Sin duda fue un momento especial para su prima, que en alguna ocasión nos ha dicho apenada que Gonzalo no la quiere porque no le presta mucha atención. Su cara, mezcla de sorpresa y alegría, transmitía ¿de verdad quiere que me siente con él?. Se sentó a su lado y confirmamos que es lo que Gonzalo quería, y merendaron juntos. ¡Qué suerte que el abuelo hizo varias fotos!  

Entre buenos momentos y aprendizajes se fue agosto. Llegó septiembre y como un niño mayor de 3 años que es, empezamos el cole. ¡Todo un nuevo curso por descubrir!

 

Comentarios  

#4 Mamá 30-09-2018 19:59
Cito a Rake:
Que bien lo habeis pasado familia! Me emociona el gesto de Gonzalo con su prima. Ser mamá y papá no se puede explicar, verdad? Un abrazo

Hola Raquel, ¡es muy emocionante ser mamá! dale besos al pequeño Alberto de mi parte y para ti más besos también :)
Citar
#3 Mamá 30-09-2018 19:57
Cito a tito Juan:
Me encanta, me encanta todo de él, es asombroso ver los cambios que da y deseando de verlo otra vez. Te amo Gonzalo

¡Muchos besos tito!
Citar
#2 Rake 27-09-2018 22:59
Que bien lo habeis pasado familia! Me emociona el gesto de Gonzalo con su prima. Ser mamá y papá no se puede explicar, verdad? Un abrazo
Citar
#1 tito Juan 26-09-2018 18:19
Me encanta, me encanta todo de él, es asombroso ver los cambios que da y deseando de verlo otra vez. Te amo Gonzalo
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar